Columna de Carlos Ramón: Llora, llora Argentina.

Inicio Noticias > COLUMNAS
Ago 13 '19 | Por Periodista CLV Conociendo la Verdad | Visualizaciones: 114 | Comentarios: 1
Columna de Carlos Ramón: Llora, llora Argentina.

Y, expresando mi libre opinión, bien puede llorar la humanidad entera, porque el plan del Poder de Facto mundial continúa siendo ejecutado, gélida y eficazmente, también en territorio iberoamericano, como muestra el penoso espectáculo de las elecciones primarias de ayer en Argentina donde asistimos una vez más a esta gigantesca simulación, en que a millones de personas se les hace creer que están “eligiendo” a “su” candidato a algún cargo de supuesta representación de quienes habitan legalmente el territorio.


Me resulta difícil explicar la actitud de aquellos que hacen fila para depositar su opinión respecto de tan inútil pregunta, en un proceso que continuará engrosando la enorme decepción que produce creer que existe una democracia en nuestros países.

Considero evidente el plan del Poder Real, que mueve a sus marionetas en el Poder Formal de las diversas Administraciones en cada país que controlan, como ocurre ostensiblemente con Argentina, donde la desesperanza, ignorancia, tozudez, ingenuidad o alguna otra recóndita motivación, les hace elegir a quien les continúe robando, a quiénes desean tener por verdugos, en fin, a quiénes les entregan lo que les resta de vida, en una suerte de carrera suicida en masa hacia el despeñadero.

La nación argentina ha mostrado históricamente una respetable capacidad de asociación y de expresión colectiva de lo que dice querer. Sin embargo, ese rasgo parece ser tan poderoso como el de dejarse arrastrar -también colectivamente- tras el flautista de Hamelin de turno.

Tal vez el que el líder oficial del Imperio Romano Vaticano sea hoy uno de los suyos, constituye una dificultad adicional para sacudirse de encima el velo que sólo deja ver la sonrisa y la floritura del verso, ocultando la perversidad del propósito de control absoluto sobre todas las Naciones. 

Quizá las ramas de olivo aludiendo a la promesa de paz y seguridad en el mundo, actúan como la luz para las polillas que, encandiladas, van a morir una y otra vez en su cercanía.

Lo que parece cierto y seguro es que la nación argentina está profundamente manipulada desde fuera y…, desde dentro. Acostumbrada a las migajas mientras otros muy poderosos preparan un enorme banquete con su territorio, con su riqueza y con su ubicación estratégica, despreciando a sus habitantes hasta el hartazgo, como en muchas otras latitudes.


Massiel Shneiders
Ago 13 '19
Jodío argentina quedara como Venezuela una pena
Es necesario registrarse para comentar